Me escapo excepcionalmente de mi encierro “reeducativo” para esta pequeña tira de tío orgulloso dedicada a mi sobrino Biel, acabado de nacer en las Highlands. ¡Besos y felicidades a los papis!